Porque se ha incrementado la incidencia en violencia familiar en la entidad, la bancada del PAN exigió al Gobernador acciones contundentes, entre ellas que el Consejo Estatal para la Prevención y Atención Integral de la Violencia Familiar en el Estado de Nuevo León llame a sesión urgente.

El exhorto, aprobado por unanimidad, fue presentado por la Diputada Itzel Castillo Almanza.

El Punto de Acuerdo, dirigido al Gobernador, Samuel García Sepúlveda, también solicita un informe de parte del ejecutivo sobre las estrategias que se están llevando a cabo para disminuir la violencia familiar.

Asimismo, se pide la actualización de la Ley de Prevención y Atención a la Violencia Familiar.

De acuerdo a datos de la Fiscalía General de Justicia del Estado, el delito de violencia familiar ha ido a la alza durante este año: en el mes de enero se contaban con aproximadamente un poco más de mil casos, aumentando a casi dos mil casos durante el mes de abril, y si nos ponemos a hacer un estudio más detallado comparando lo sucedido en los mismos meses durante el año 2019, nos percatamos que se van casi al doble de casos”, aseguró Itzel Castillo.

“Es preocupante la situación que enfrentamos y se requiere de un trabajo multidisciplinario y urgente para poder prevenir este tipo de delito. Se requieren de políticas públicas, pero antes de ello de una evaluación de la situación actual, los diferentes actores que intervienen y, sobre todo, hacer estudios para saber las causas que incitan la violencia, para que a partir de ellas se puedan crear políticas públicas eficientes en el combate a la violencia”, añadió la legisladora panista.

Itzel Castillo aseguró que el 93.9% de los casos de violencia familiar han quedado impunes, ya que estos casos no son denunciados mediante alguna autoridad debido a la ignorancia que hay en los hogares.

Share.

Leave A Reply